Finalizada la décima etapa del Rally Dakar. Hoy los participantes han recorrido una etapa circular en los alrededores de la ciudad de Al Ula y han tenido que recorrer en total más de 600 kilómetros, de los cuales 371 eran especiales. El piloto del equipo CFMOTO Thunder Racing, Antanas Kanopkinas, bromeó después de terminar tan temprano que no sabría qué hacer durante el resto del día.

«Me perdí un poco en la primera parte de la pista. En un lugar, en otro, en el tercero. Dejé pasar a unas diez motocicletas mientras circulaba. Después de eso, pasé aproximadamente una hora para alcanzarlas y adelantarlas. Despejé la pista y Alcancé al siguiente grupo, de nuevo en el polvo. Y así todo el día en el polvo. Pero llego temprano a la meta y pronto regresaré al vivac y ni siquiera sé qué hacer tan temprano», A. Kanopkinas se mostró de buen humor y dijo que hubo momentos de carreras tan intensas en los que quería pisar el acelerador más fuerte de lo posible.

Hoy, el atleta logró registrar el quinto mejor tiempo en la clasificación de quads. Sólo cinco minutos hasta L. Kancius, que estaba en cuarto lugar.

Mañana les espera a los participantes una de las especiales más largas de este Dakar. Después de comenzar en la ciudad de AlUla, se dirigirán hacia Yanbu: durante el día, los atletas recorrerán 107 kilómetros de enlace y 480 kilómetros de etapa especial. Los organizadores advierten que este tramo podría alterar la clasificación y predicen que será el tramo con mayor número de pinchazos del Rally Dakar de este año.